Cuota de carbono y dividendo

La solución rápida, justa y eficaz al cambio climático.

Firmar

Científicos y economistas están de acuerdo: Poner un precio a la contaminación y devolver lo recaudado a los hogares – funciona.

Un aumento constante del precio de los combustibles fósiles reduciría la contaminación. Llevaría a empresas y consumidores a elegir opciones más limpias y baratas. Todo el dinero recaudado se devolvería a los ciudadanos como un dividendo mensual. La mayoría de las familias de ingresos bajos y medios estarían mejor. Un ajuste arancelario protege nuestra economía e impulsa la adopción global. Otros beneficios serían un aire más limpio, más empleos y un menor gasto público.

Cuota de carbono

Esta política cobra una tarifa por los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas. Comenzaría con una cuota baja e iría  creciendo  constantemente con el tiempo. Esto reduciría la contaminación por carbono porque las empresas, las industrias, el sector público y los consumidores buscarían opciones más limpias y más baratas.

Dividendo de carbono

El dinero recaudado de la cuota de carbono se devuelve todos los meses a los ciudadanos para que los gasten como les parezca. Los costos administrativos del programa se pagan con las tarifas cobradas. Los gobiernos no retendrían nada del dinero recaudado por la cuota de carbono.

Ajuste de carbono en la frontera

Los Ajustes de carbono en la frontera protegen a la industria de la UE y sus trabajadores de la competencia desleal que carece de un precio de carbono. Los bienes importados pagarían un ajuste de carbono en la frontera, y los bienes exportados desde la UE recibirían un reembolso bajo esta política.